Acerca de las Jornadas

La riqueza del mar Argentino ha sido históricamente subvalorada en un país cuya matriz productiva se ha enfocado prioritariamente hacia la agroganadería.‭ ‬En los últimos años se ha empezado a revalorizar el mar como una fuente de riqueza y diversidad biológica per se,‭ ‬con lo que la inversión en investigación marina ha aumentado considerablemente,‭ ‬y seguramente seguirá aumentando en importancia en los años por venir en el marco de Proyectos como Pampa Azul,‭ ‬y de la constante incorporación de buques oceanográficos a la plataforma de investigación marina de la Argentina.‭ ‬A pesar de este crecimiento,‭ ‬los investigadores del mar seguimos trabajando en compartimentos estancos con escasa comunicación y generalmente sin realizar trabajos interdisciplinarios.‭
En las IX Jornadas Nacionales de Ciencias del Mar se‭  ‬intentará propiciar un espacio de encuentro y diálogo constructivo entre colegas que compartan marcos teóricos o escalas de trabajo comunes,‭ ‬aunque realicen investigaciones en distintas disciplinas o‭  ‬grupos taxonómicos,‭ ‬de forma de incentivar el abordaje de las investigaciones marinas de manera más integrada.‭

La historia de las Jornadas
Los primeros antecedentes de estas reuniones se remontan a la Semana de la Oceanografía que se realizó en Buenos Aires, entre 1976 y 1978, cuando se juntaron por primera vez los especialistas en las ciencias físicas con los biólogos que trabajaban en cuestiones marinas. Con el nombre actual de Jornadas Nacionales de Ciencias del Mar se vienen desarrollando desde 1989, organizándose en forma conjunta los Coloquios Nacionales de Oceanografía. Hasta el 2006, las Jornadas se habían realizado casi exclusivamente en Puerto Madryn (en 2003 en Mar del Plata), y desde 2009 en distintas ciudades relacionadas con el mar (en 2009 en Bahia Blanca y 2012 en Comodoro Rivadavia).

Comité Organizador: Dr. Daniel Fernández (CADIC-UNTDF); Dra. Andrea Raya-Rey (CADIC); Dr. Gustavo Lovrich (CADIC); Lic. Francisco Gatto (UNTDF)

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario